viernes, 21 de abril de 2017

#7 El señor de los anillos


Booket, septiembre de 2012
© Editorial Planeta, S.A. 1977, 2012



Lord of the Rings
Autor: J. R. R. Tolkien
Año: 1954, 1955
Género: Novela
Edad: juvenil



¿Por qué cualquiera, incluidos los letraheridos, deberían leer esta trilogía?

Porque es muy buena, sencillamente.

El señor de los anillos, como sus predecesoras hasta la fecha en esta particular lista infanto-juvenil podría haberla incluido, con igual derecho, entre las cien mejores novelas y entre las cien obras maestras de la literatura universal. Es, de hecho, la última obra que merecería esas tres distinciones. Y es reseñable que haya logrado esto siendo una novela de género, en concreto de la fantasía épica, y no ficción literaria.

Pero la presento como séptima en esta lista de clásicos de la literatura infantil y juvenil.

Me parece difícil que haya alguien por ahí que todavía no conozca esta trilogía, si tenemos en cuenta en los millones de lectores de los libros (más de 150 millones de copias vendidas) y espectadores de las películas (2,9 millones de entradas vendidas).

Por si hay algún despistado, lo resumiré con la ayuda de la wikipedia. El título de la novela se refiere al principal antagonista de la historia, el Señor Oscuro Sauron, que en una época anterior creó el Anillo Único para gobernar los Anillos de Poder como el arma definitiva en su campaña para conquistar toda la Tierra Media.

La historia comienza apaciblemente en la Comarca, tierra de los hobbits, pero luego recorre la Tierra Media, de mano de sus personajes principales: cuatro hobbits (Frodo Bolsón, Sansagaz, Merry y Pipin), dos hombres (Aragorn y Boromir), el enano Gimli, el elfo Legolas y el mago Gandalf. El argumento principal es el viaje hacia la destrucción del Anillo Único que ha llegado a manos de Frodo. Pero, paralela a esta historia, al viaje de Frodo, se desarrolla la guerra del señor oscuro, una lucha épica entre el Bien y el Mal.

Por razones de economía, El señor de los anillos se publicó en tres volúmenes a lo largo de un año, desde el 29 de julio de 1954 hasta el 20 de octubre de 1955: La Comunidad del anillo, Las dos torres y El retorno del rey. Cada uno de ellos se divide en dos libros, con una serie de apéndices al final.

Desde el punto de vista formal, es un prodigio de world-building, quizá el más acabado de la historia de la Literatura. Tolkien puso en pie todo un mundo, con su geografía y su historia, sus diferentes razas, su literatura y sus armas, sus construcciones y su ideología. Hasta le dio por inventarse idiomas. Sus fuentes son muy obvias, la épica nórdica medieval (a poca poesía anglosajona que hayas leído, lo ves claro, basta pensar en el Beowulfo), pero sabe ir más allá de las fuentes antiguas y recrear un mundo nuevo, diferente, mitológico, con una gran coherencia interna.

Leo en la wikipedia que también fue una exploración de los intereses del autor en la religión, particularmente el catolicismo romano, aunque he de reconocer que yo esa parte no la veo demasiado, salvo en el permanente sentimiento de culpa de Frodo cuando realmente él no ha hecho nada de lo que avergonzarse. Pero bueno, esto lo saben mejor quienes estudian la obra, yo sólo cuento lo que me parece a mí como lectora.

Y en este sentido, me gustaría señalar que estas novelas se pueden leer como mero entretenimiento, como pura aventura, y resultan muy entretenidas, sin necesidad de más. Por eso es tan apta para un público juvenil.

Ciertamente, admite lecturas más profundas. Por un lado, respecto a la época histórica que le tocó vivir. Al parecer, Tolkien bebió de sus experiencias en la Primera Guerra Mundial, sin embargo a mí este mundo tan sombrío me recuerda más al inmediato antecedente de la Segunda Guerra Mundial. Es fácil comprender lo que debían sentir en el Reino Unido ante la visión de Hitler expandiéndose por toda Europa con muy poquita resistencia: sólo hay que ver cómo te describen a un Sauron de poder prácticamente omnímodo lanzando a sus crueles ejércitos, incluidos los siniestros orcos de Mordor, contra toda la Tierra Media.

Y si rascas más, ves una clara lucha del Bien contra el Mal, en el que no caben dudas ni medias tintas ni debilidades. Aquí no hay personajes grises o ambiguos, ni comprensión o explicación o tolerancia hacia el otro. Los que son débiles, atraídos por el Anillo o el poder de Sauron, acaban pereciendo. Es el castigo: ante el mal absoluto, cualquier duda es un crimen. Algunas de las críticas que se le ha hecho a la novela van por ahí, su maniqueísmo y ciertos aspectos que te pueden hacer pensar en una ideología fascista o racista subyacente. Sin embargo, no es ese el "pero" que yo le pondría a la trilogía: para mi su principal defecto es la escasa relevancia de los personajes femeninos, simples presencias bellas o inspiradoras. Pero, por lo demás, prefiero ver el sentido de la historia de otra forma. Aunque la inmensa mayoría de las veces las cosas tienen su porqué y el ser humano vive en el gris permanente, también es cierto que no todo vale ni todo es relativo. Porque algunas veces, el mal absoluto existe. Hay situaciones tan terribles, tan crueles, tan inhumanas, que todos los seres humanos tienen la obligación de resistir a la tentación, ser fuertes, leales y heroicos.

Esta novela, simplemente, personifica o te da el modelo de ser esforzado incluso cuando todas las apuestas están en contra. Haz lo que debes.

En resumen, una obra imprescindible en cualquier biblioteca, y no sólo entre los jóvenes a los que se supone que va destinada.

jueves, 20 de abril de 2017

#17 Baalbek


Templo de Baco en Baalbek
Por 4net, 2016
[CC BY 3.0]
Via Wikimedia Commons



Tipo de construcción: templos
Época: Romana
Lugar: Líbano

Magníficos templos romanos en el interior del Líbano.

Ayer hablé de Tiro, en la costa del Líbano, y hoy nos vamos al interior del país. 
Como cuentan en la página web de la Unesco, el conjunto de templos de Baalbek se encuentra a los pies de una ladera orientada al sudoeste en el Antilíbano, bordeando la fértil llanura de la Becá a una altitud de 1150 m. La ciudad alcanzó su apogeo en tiempos romanos. Sus construcciones colosales, construidas a lo largo de un período de más de dos siglos, hacen de ella uno de los santuarios más famosos del mundo romano y un modelo de arquitectura imperial romana.

En aquella época se llamaba Heliópolis, el nombre de Baalbek está documentado con posterioridad y se discute su etimología.

Los mejores restos conservados en este lugar son templos romanos, algunas de las ruinas mejor conservadas del Líbano, incluido uno de los templos más grandes del imperio. Aquí se veneraba a Júpiter, a Venus y a Baco.

El complejo se construyó en piedra local, en su mayor parte granito blanco y mármol del mismo color. Han padecido terremotos, ataques iconoclastas tanto de cristianos como de musulmanes y, como de costumbre, los listos que vinieron después lo usaron como cantera para sus propias construcciones.

Hay unas murallas (en el Oeste hay tres monolitos famosos, conocidos como "Tres piedras" calizas), una enorme plaza, unos propileos que dan a otro patio, este de forma hexagonal.

Tenemos el Templo de Júpiter en el extremo oeste del patio grande. Luego el de Baco, que es el mejor conservado, destaca por sus relieves y esculturas. Y finalmente, el de Venus también conocido como el Templo circular o Nymphasum, que Constantino destrozó para alzar una basílica en su lugar.

Es Patrimonio de la Humanidad desde 1984, y en su página web, la Unesco lo describe así:

Sede del culto a una tríada divina en tiempos de los fenicios, esta ciudad recibió el nombre de Heliópolis en la época helenística. Bajo la dominación romana siguió conservando su función religiosa y, por ese entonces, el santuario de Júpiter Heliopolitano atraía a muchedumbres de peregrinos. Las colosales construcciones de Baalbek figuran entre los vestigios más impresionantes del periodo de apogeo de la arquitectura imperial romana.

Como gran parte del Patrimonio de la Humanidad en Oriente Próximo, está en peligro. El Valle de la Becá, en concreto, ha sido objeto de bombardeos por los israelíes. Y, actualmente, es un baluarte de Hezbollá.

Como siempre, para saber más, podéis empezar por la wikipedia, con el artículo dedicado a este lugar, aunque está mejor el artículo en inglés, que es la fuente de gran parte de este post.

En Viator Imperi hablan de “Baalbek, ciudad del sol”.

En National Geographic tenemos “La belleza colosal de Baalbek” como "imagen de la semana" (una, no sé, la que tocase), y un artículo dedicado al hallazgo, en 2014, del monolito tallado más grande de la Antigüedad, precisamente en la cantera de Baalbek.

miércoles, 19 de abril de 2017

#16 Tiro



Arco triunfal, por HusseinKefel (supuestamente
2009 [CC BY-SA 3.0]
Via Wikimedia Commons
Tipo de construcción: ciudad romana
Época: Romana
Lugar: Líbano

Una ciudad milenaria con estupendas ruinas romanas

Tiro es una de esas ciudades cuyos orígenes se envuelven en leyenda. Los cuentos hablan de unas fechas, pero luego las evidencias arqueológicas no son tan antiguas.

Según Herodoto fue fundada alrededor del año 2750 a. C. Pero cuando el nombre de Tiro empieza a aparecer en los monumentos es en torno al 1300 a. C. Originariamente estaba formada por dos partes: una isla que es Tiro propiamente dicho y luego el asentamiento de Ushu en la costa. Para conquistarla, Alejandro Magno tuvo que conectar, en uno de esos prodigios militares de la época, la isla y el continente construyendo una rampa en el asedio de la ciudad. 

En el siglo I a. C., la República Romana la conquistó y de los siglos de dominación romana son los mejores restos que se conservan, lo habitual de una ciudad romana: calles pavimentadas, el acueducto, un barrio residencial y su necrópolis, y todo ese tipo de construcciones prototípicas como el circo, el teatro o un arco triunfal. Por lo visto, el hipódromo romano de Tiro es más grande del mundo. 

Es Patrimonio de la Humanidad desde 1984, y en su página web, la Unesco lo describe así:

Dueña de los mares y fundadora de colonias prósperas como Cartago y Cádiz, la gran ciudad fenicia de Tiro fue, según la leyenda, el lugar donde se descubrió la púrpura. Su papel histórico declinó al final de las cruzadas. El sitio conserva importantes restos arqueológicos que datan principalmente de la época romana.

Como siempre, para saber más, podéis empezar por la wikipedia, con el artículo dedicado a este lugar, luego en Viator Imperi hablan con mas detalle de las ruinas romanas de Tiro y, finalmente, no hay que olvidar que están en zona peligrosa, así en este blog, advierten de los peligros que corren estas ruinas.

martes, 18 de abril de 2017

#14 Tocata y fuga en re menor


Portada del BWV 565
Escritura de Johannes Ringk.
[Dominio público], via Wikimedia Commons



Toccata und Fuge d-Moll, BWV 565

 
Compositor: Johann Sebastian Bach
Fecha de composición: ¿1703-1707?


Ya digo que se podría hacer esta lista sólo con Bach. Me conformo con sus piezas más conocidas, como esta tocata y fuga, para órgano, sí, la del capitán Nemo.

La tocata y fuga en re menor, BWV 565, es una pieza para órgano que tiene, como su nombre indica, una primera parte de tocata y luego otra de fuga que acaba en una coda. Posiblemente sea la pieza más popular del repertorio para órgano.

No se sabe seguro cuándo se compuso, pero se cree que en torno al año 1605. Claro que en esto los musicólogos ya se sabe cómo son, unos hablan de 1704 y otros hablan del final de la vida de Bach. De hecho, los hay hasta que ponen en duda de si es suya o no.

Es una pieza representativa de la escuela organística del norte de Alemania, que tuvo cultivadores tan excepcionales como Buxtehude, por ejemplo.

Esta pieza sobrevivió en manuscrito de Johannes Ringk. La primera publicación de la pieza, leo en la wiki en ingles, en la época del revival de Bach, fue en 1833, gracias a los esfuerzos de Felix Mendelssohn, quien también la interpretó en un aclamado concierto en 1840.

Stokowski hizo una versión orquestal, que se escucha en la película Fantasía. Y Glenn Gould grabó un arreglo para piano. No están mal como curiosidad, pero francamente, en mi opinión, aunque estés empezando tu discoteca de música clásica, mejor te quedas con el original.

Para saber más, la wikipedia. En You Tube he encontrado esta interpretación de Karl Richter.





Esta es otra de esas piezas tan populares que no es fácil recomendar una determinada grabación. Hay tantísimas grabaciones, que no sabría por cual decantarme. Como es una pieza corta, hay que ver el resto del álbum a ver si te gusta o no, y fiarte de que sea un buen instrumentista. Por elegir a alguien, Marie-Claire Alain, que tiene esta pieza en varias versiones. He visto que está bien una con el órgano de la Collégiale de Saint-Donat Drôme, para Erato, emparejada con el Concierto en la menor (arreglo de uno de Vivaldi), BWV 593, la Fantasía y fuga en sol menor, BWV 542, la Fuga en sol menor, BWV 578 y el Pasacalles y fuga en do menor, BWV 582.