sábado, 12 de agosto de 2017

#20 Fíbula de Alovera

Fíbula de Alovera
Luis García (2006)
[GFDL o CC-BY-SA-3.0]
Via Wikimedia Commons

Ubicación: Museo Arqueológico Nacional, Madrid
Fecha: siglo VI
Época: Visigoda



Inauguramos la Edad Media con esta pieza de joyería realizada por los visigodos y que se encontró en Alovera (provincia de Guadalajara). 

Actualmente se conserva en uno de mis museos favoritos, el Arqueológico Nacional.

Excede de mi blog explicar en qué consistieron exactamente las “invasiones bárbaras” o quiénes eran esos “germánicos” o qué fue realmente la “caída del Imperio romano” (de Occidente, que no se nos olvide, porque el imperio romano siguió en la mitad oriental hasta 1453).

Resumiendo: dentro del Imperio romano fueron asentándose pueblos germánicos ya desde el siglo III, unas veces de manera pactada, a través de instrumentos llamados foedus, y otras, de manera violenta. Y pasaba, por ejemplo, que para echar a unos bárbaros, los emperadores contrataban a otros bárbaros que, claro a cambio de sus servicios, querían su parcelita. Y cachito a cachito, el territorio sobre el que los emperadores de Occidente ejercían su poder fue cada vez menor. Así que cuando Odoacro, rey de los hérulos, envió las insignias imperiales a Constantinopla en 476, reconociendo que el único emperador era el de Oriente, la verdad es que ya en Occidente no había más poder que el de los reyezuelos que se habían ido ubicando un poco por todas partes.

De entre esos pueblos germánicos, destacaron los visigodos, por su mayor desarrollo cultural. Anduvieron por el Imperio de Oriente, por Occidente, dedicándose a lo suyo, a guerrear por cuenta ajena, y que les dieran tierras, por las buenas o por las malas. Estuvieron en Italia, luego en la Galia, donde instalaron un reino del que acabaron siendo expulsados hacia el sur y el último reino visigodo acabó siendo el de Toledo, que se desmoronó cuando llegaron, ya en el siglo VIII los señores musulmanes (si eran árabes o bereberes, en realidad no está muy claro).

A lo que voy, a los visigodos que iban de acá para allá. Los pueblos nómadas suelen destacar por la orfebrería por aquello de que son riquezas que te puedes llevar fácil de un un lugar a otro. De ahí que lo más original y valioso que dejaron los visigodos en España, artísticamente hablando, sean objetos de orfebrería. Las fíbulas (piezas para unir vestimenta, no tenían cremalleras ni botones, hay que entenderlo), con distintas formas, unas rectangulares, otras de puente, pero son muy características estas aquiliformes (forma de águila). Junto con las coronas, son de lo más recordado de este pueblo y se pueden ver en el Museo Arqueológico Nacional.

La técnica que se usaba para elaborar este tipo de objeto era la del cloisonné, esmalte alveolado o esmalte en frío. Sobre una pieza metálica se forman celdillas que luego se rellenan con pasta vítrea.

Si quieres saber más de esta pieza, puedes leer el artículo en la Wikipedia.

En YouTube se puede ver este brevísimo documental sobre el arte visigodo:


Y, por si no puedes ir a Madrid (o quieres preparar la visita) siempre está bien trastear un poco por la página web del M.A.N. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario